Elzone

La técnica detección de zona eléctrica (ESZ), también conocido como el principio de Coulter, analiza muestras de partícula por partícula. Es usada para aplicaciones que requieren sólo un pequeño volumen de muestra para análisis, y es de las técnicas existentes una de las que ofrece la máxima resolución de medición de tamaño de partículas. El principio de funcionamiento se basa en dispersar la muestra de material en una solución electrolítica. Un tubo con un orificio pequeño es sumergido en el recipiente conteniendo la suspensión, un electrodo se coloca en ambos lados del orificio (dentro y fuera del tubo que tiene el orificio). Una bomba establece un flujo de electrolito a través del orificio, proporcionando un camino conductor entre los dos electrodos y una pequeña corriente eléctrica se establece entre ellos. El electrólito conteniendo las partículas pasa a través del orificio. Las partículas, siendo no conductoras, impiden el flujo de corriente eléctrico al entrar en el orificio. Esto crea una señal eléctrica proporcional al volumen de la partícula. Cada partícula individual es contada y clasificada según su volumen, produciendo una distribución de frecuencia de volumen. La técnica de medición considera todas las partículas esféricas y una vez calculado el diámetro de las mismas puede ser determinado su volumen.

Otros instrumentos que pueden interesarle:

sedigraphiii_300Saturn DigiSizer